sábado, 28 de enero de 2006

ELLA... Y NO OTRA




Esta es ella,
La de tímido mirar
La que de lisonjas se esconde
y es capaz de reconocer en unos ojos la mentira

Esta es ella,
La que llora ante el lamento del mundo,
La que se regocija en esas noches de hogar,
ante los recuerdos de la infancia,
del padre que se fue,
de aquel hermano divertido que marchó temprano
de los abuelos idos,
seres que se eternizan en su corazón

Es ella la de días de fiesta
Días de amigos… de paseos en familia
Recuerdos arraigados que nunca sucumbirán.
¡Cuánta diversión! ¡Cuánta inocencia del mundo!

Esta es ella,
La que ama la lluvia cuando golpea suave en su ventana,
La que ama la brisa de diciembre en su rostro y en su corazón.
Ella es la que veo retozar como una niña que aún no crece,
La que ríe, y que en una lágrima encuentra una razón para seguir viviendo.

Ella es la que ama, sin callar
La que se entrega toda
Y celosa cuida lo suyo
La que en la sencillez del mundo encuentra su libertad

y se eclipsa ante pompas y prosapias.


Es la que en un atardecer de rojos y naranjas danzarines
Y en el rocío de un rosado amanecer
A Dios encuentra
Y de su amor plétora, al mundo se entrega.


Es ella la que rápido se yergue del azote
y que en el insoportable peso halla una luz.

Y un día no quisiera que ella fuera otra,

Amy/28/06 - 09:09 am