sábado, 4 de febrero de 2006

HAGAMOS UN TRATO


Cuántas veces sentimos que el mundo se derrumba y nos aprisiona. Cuántas veces sentimos que somos traicionados, humillados, ultrajados, hecho añicos sin mesura. Cuántos son los instantes en que percibimos al mundo como nuestro peor enemigo... mas todo eso se hace nimio cuando escuchamos: "Aquí estoy... yo te acompañaré siempre" y saber que ni el tiempo ni las distancias acallarán esa mano que escucha, esa mano que habla de amor, esa palabra que toca el corazón y entibia el silencio que las heridas han dejado. Asi... todo es sublime y cálido. Así... la vida es sonora y hermosa, CUANDO TÚ Y YO, PODEMOS HACER UN TRATO


Quisiera complementar mis palabras con este poema de Mario Benedetti, para que sus palabras terminen de tocar sus corazones.

Hagamos un trato Cuando sientas tu herida sangrar
cuando sientas tu voz sollozar
cuenta conmigo.
(de una canción de Carlos Puebla)

Compañera,
usted sabe
que puede contar conmigo,
no hasta dos ni hasta diez
sino contar conmigo.

Si algunas veces
advierte
que la miro a los ojos,
y una veta de amor
reconoce en los míos,
no alerte sus fusiles
ni piense que deliro;
a pesar de la veta,
o tal vez porque existe,
usted puede contar
conmigo.

Si otras veces
me encuentra
huraño sin motivo,
no piense que es flojera
igual puede contar conmigo.

Pero hagamos un trato:
yo quisiera contar con usted,
es tan lindo
saber que usted existe,
uno se siente vivo;
y cuando digo esto
quiero decir contar
aunque sea hasta dos,
aunque sea hasta cinco.

No ya para que acuda
presurosa en mi auxilio,
sino para saber
a ciencia cierta
que usted sabe que puede
contar conmigo.

Mario Benedetti
http://www.cervantesvirtual.com/servlet/SirveObras?portal=0&Ref=2806&audio=0