domingo, 16 de octubre de 2005

FRENESÍ



FRENESÍ


Desafiante... invadiste mis entrañas
Sembrando el fuego...
E incontrolable frenesí navegó en mi ser... y
La pasión desbordante abrió sus brazos al amanecer.

Intrépido navegante en las delicias de la mar,
Rompiste, osado, las barreras y sondeaste el espacio,
Hasta lograr debilitar mi nave, que con rumbo fijo en la calma navegaba.

Desafiante... invadiste la calma
Y el fuego abrazó mi embarcación
Y la pasión la consumó... estallando en el delirio...
¡Éxtasis divino ¡

Y tú... intrépido navegante...
Sigues impávido tu camino hacia las delicias de la mar;
Y mientras... mi nave
Flotando va,
Libre ya del rojo y loco frenesí.



11-2000