jueves, 20 de octubre de 2005



Huye la tarde en el confìn profundo...
y el sol guarda sus rayos en la arena.