sábado, 19 de noviembre de 2005

RENACER DEL AMOR

RENACER DEL AMOR


Era un día de esos en los que la loca soledad,
La elevó en halos de luces sintiendo el susurro del viento
Y el cálido abrazo del amanecer.
La brisa... ya no era la misma en su rumbo consentido...

El sol... ella algo presentía... hoy su luz era poesía...
Las aves en cadenciosa danza... impacientes sublimaban sus gorjeos.
Reía el río en espumas azules ondulantes... cantaba el mar en su cauce cristalino,
Era el mar... o era el río... eran uno...

Y allí... en la brisa matutina... estaba él, entre metáforas fundido,
Y sonó la lira legendaria... y cantó el juglar su gesta delirante,
Era verde la espesura... era azul el infinito... renacer de la ternura... la pasión.
En los corazones que se presumían dormidos.
Y en la fuerza de unos versos... y en la sed de unas palabras,

Despuntar de la esperanza... de ilusiones... de placeres y de vida.
Era el amor que cabalgaba presuroso en la brisa cantarina,
Era el amor que sutilmente se acercaba en la mañana...
En la tarde de colores... en la noche bendecida
Y entre versos y colores... y entre música de siglos,

El amor a ella vino y con ternura se posó en su alma.
Y de pasión llenó ese pecho por el tiempo adormecido...
Era Ella... era Él... eran uno... eran una sola alma enamorada
Que en un ósculo sagrado y en un abrazo infinito,
Fundieron en esperanzas, sus sueños que presumían perdidos


Amy/20-03-2001.