viernes, 18 de noviembre de 2005

ATRAVÉS DEL ANCHO CIELO

A TRAVÉS DEL ANCHO CIELO...


Hoy... en el confín que de azul se tiñe
Vi volar un ave que en su pico portaba un verde olivo...
entonando melodía de esperanza...
Hoy... mi corazón amigo, mi corazón amante,
Vive y siente... y llora... y ríe contigo...

A través del firmamento...
a través de las montañas y de la espesura .
A través del dolor... la soledad...
de la brisa cantarina...
Aquí estoy... siempre estaré.

Encuéntrame en el canto de un ave en la mañana...
Encuéntrame en el agua cristalina de un riachuelo...
Y búscame… en cada gota de lluvia que caiga a tu ventana...
Encuéntrame en la sonrisa inocente de un niño...
en la sencillez del mundo...
Nunca dejes de buscarme...
nunca te dejaré de acompañar...

Aquí estoy... aquí permanezco...
viva... latente para ti...
Yo te hallo en en el aroma matutino de mi hogar...
Y te atisbo en mi café,
y en el rocío tempranero que empapapa mi rostro.
Ferviente es mi deseo...
ferviente es mi dicha al hallarte.

Ven siempre a mí, amor... ven en cualquier instante...
Ven cuando el amanecer tiña el espacio...
Ven cuando el rojo atardecer oculte el cielo...
Te espero en las tranquilas noches de paz....

Ven y hagamos de la vida una eterna alegría...
Y riamos de la tristeza...
y venzamos la soledad...
Y derribemos al miedo, a la angustia... al desasosiego...
Y brindemos por la vida...
brindemos por el Creador divino...
Y saltemos de gozo porque hemos triunfado...
Porque en el mundo estaremos para vivir
Para bendecir los días y las noches…
Para bendecirnos y bendecir el mundo entero,
mientras el sentir se alimenta y se fortalece.
Amy 17-11-01