viernes, 3 de marzo de 2006

EN AZUL


En mis días azules
ensueños de verdes esperanzas
en medio de la bruma
en medio de la niebla que azota
y trae el desasosiego.

En mis días azules,
versos sutiles que palpan
los labios de fresa
los labios de rosa
que se gozan en un osculo sagrado tuyo,
bajo un cielo azul
que se enamora de la mar.

En mis días azules
tú y sólo tú,
savia del alma mía,
laurel que anhelo en mis triunfos,
solaz eterno de mis días.

En mis días azules
reverdece y se erige el amor
renacen los recuerdos,
y te reproduces y vives tú
en mí.

Amy/marzo de 2006