martes, 17 de octubre de 2006

ESPERANZAS SUTILES


Mañana tal vez vendrán a su ventana las gotas de rocío
que aliviarán las arrugas de su alma...
amanecerá muy lento y brotará la semilla que dormía en su pecho,
y florecerá la tierra que dormía... y los frutos anegarán el campo.

Poco a poco, en medio de la mágica realidad que la cobija
abrazará en sus entrañas lo que es suyo... lo que es de Ella.
Y briznas de fuego abrasarán el espacio
portando sutiles esperanzas de un amanecer de faros
de un amanecer de colores encendidos.

Ella la de etéreas esperanzas...
Ella la dueña - la única y verdadera dueña de su amor;
Ella la que brilla en su corazón cada madrugada,
Ella la que traviesa se mece en su piel y su corazón atrapa...
Ella... quien de sutiles esperanzas se nutre...
Sólo Ella... que renace en el inmenso azul...
sólo Ella... que en el verdor se revuelca feliz
es Ella la que corre por las venas que irrigan su Corazón.

Ayer etéreas... hoy sutiles son sus esperanzas...